¿Quién será el campeón mundial de ajedrez 2015?

La Inmortal de MacKenzie

Figura: Posición final de la inmortal de MacKenzie

La Inmortal de MacKenzie

La siguiente partida, es otra de la época romántica que más que por su espectacularidad, resalta por su simplicidad. Observando la sucesión de jugadas, parece que haya sido bastante fácil llegar a ese fin de partida; pero seguramente no lo es. Es un claro ejemplo de como ir llevando piezas a un ataque continuado donde hasta el más mínimo movimiento tiene un objetivo muy claro. También sigue siendo una de esas partidas de documentación dudosa porque no pertenece a un torneo y siempre se duda de sus fechas de realización.

La vida de George Henry Mackenzie discurrió entre el tablero y el campo de batalla, ya que durante una época de su vida fue soldado. Combatió en la Guerra de Secesión de los Estados Unidos, donde fue ascendido a capitán y llegó a tener el mando de un regimiento. No fue hasta el 1861 que abandonó el ejército para dedicarse al ajedrez. Jugador de explosivas entregas, dominaba también el juego posicional. Veamos las jugadas en visor PGN.

.

Muchos solucionistas han invertido horas para descubrir la clave

Definitivamente, un auténtico lavado de cerebro. Este problema ganó un premio y muchos solucionistas han invertido horas para descubrir ... ¡incluso una clave errónea!

Las blancas dan mate en dos

Problema de ajedrez 60 mate en cuatro jugadas

Un tema combinativo permitió a Padevsky rematar, espectacular y rápidamente, esta posición en su partida con Hildebrand (Gaevle, 1956). ¿Ve usted la forma de forzar un mate en cuatro jugadas como el gran jugador búlgaro?.

Blancas juegan y ganan

Problema de Ajedrez 59

Esta conocida posición, característica del contragambito Marshall, se presentó en la partida Tessmer-Rudolf (Celle, 1968) y en ella, aprovechando su ventaja de desarrrollo, que compensa ampliamente los peones sacrificados, las negras forzaron con tres precisas jugadas la ganancia de material. ¿Cómo continuaría usted?

Negras juegan y ganan

Problema de Ajedrez 58

Mediante una enérgica jugada, las blancas obligaron a abandonar a su adversario en esta posición, ya que no hay forma de impedir, tras ella, un fulminante desenlace. ¿Ve usted la línea ganadora?

Blancas juegan y ganan

Problema de Ajedrez 57

La posición que se muestra en el gráfico siguiente se presentó en la partida Biadas-Heim (Alemania Occidental. 1962) es esta curiosa posición en que las blancas tienen clara ventaja de espacio y buen posibilidades de ataque sobre el enroque enemigo, que está muy desprotegido. Hasta tal punto, que con una demoledora jugada forzaron un inmediato desenlace.

Blancas juegan y ganan

Un raro problema de mate en dos

Éste es un raro problema de mate en dos, capaz de resistirse al mejor solucionista. Arno Zude, por ejemplo, no pudo encontrar la solución. Zude es un medallista de oro con el equipo alemán, campeón mundial de solucionistas. Tampoco lo consiguieron la mayoría de los finalistas británicos en el mundial. El solucionismo internacional está regulado por el tiempo, con un máximo de diez minutos para decidir la primera jugada blanca.

Las blancas dan mate en dos

Problema con dificultad diabólica

Este problema puede ofrecer una dificultad diabólica. Esta engañosa posición ha derrotado a más de un director de revistas especializadas, y le llevó su tiempo a Jonathan Mestel, ex campeón mundial de solucionistas, cuando le fue planteado en una final de solucionistas en el Reino Unido. Muchos otros competidores se vaciaron sin conseguirlo. Las blancas tienen muchas alternativas que se acercan a la solución, incluidos algunos jaques evidentes, neutralizados por el desordenado ejército negro. Así, 1. Ta5+ falla por 1 ... Dxa5+, 1 d4+ por 1 ... Re4, y 1 Dc5+ por 1 ... Rf4.

Blancas dan mate en dos contra cualquier defensa

Problema de Ajedrez 56

Una sencilla pero contundente maniobra dio la victoria al gran maestro Najdorf, en su partida con Toth (Mar del Plata, 1956), al forzar la ganancia de material. A la vista salta que la posición blanca está sostenida artificialmente, pero, ¿cómo se puede aprovechar esa circunstancia?

Negras juegan y ganan