Finales básicos

¿Logrará el caballo detener el peón pasado?

Figura: Final Caballo contra peón

Final de caballo contra peón

La posición del diagrama que se muestra, corresponde al estudio de Grigoriev en 1932, donde el enunciado es el siguiente: “debes buscar con cuidado las vías adecuadas para que tu caballo detenga el peón pasado”. Este es un buen ejemplo de la lucha del caballo contra el peón pasado. El caballo es una pieza poco ágil para detener los peones, pero en ciertas circunstancias puede encontrar una vía de acceso que haga imposible la coronación.

Final de alfil contra peones

Figura: Alfil contra peones

Final de alfil contra peones

La posición del diagrama que se observa, muestra un final instructivo de alfil y peón contra tres peones que en la cual se demuestra la utilidad de tener conocimientos sobre esta fase de la partida. Donde la estrategia blanca consistirá, como es evidente, en no permitir el cambio de su único peón. Asimismo los tiempos de espera con el alfil, sin precipitarse en comer el peón de la columna "d", serán vitales para conseguir la victoria.

Final de dama contra peón torre en sexta

Figura:Posición incial

Dama contra peón torre en sexta

En la posición del diagrama de la izquierda, con el peón torre en sexta el tema de ahogado salvador tampoco aparece, las negras incluso pierden su peón de inmediato.

1.Db5+ Rc2

2.Da4+ Rb2

3.Db4+ Ra2

4.Rb7

Final de dama contra peón alfil en sexta

Figura:Posición incial

Dama contra peón alfil en sexta

En la siguiente posición del diagrama el peón se encuentra en la sexta fila, la dama siempre gana, pues en este caso los temas de ahogado desaparecen. Así en el presente ejemplo, aun cuando se trata de un peón alfil y el rey blanco está lo suficientemente alejado, las negras no pueden resistir.

Final de dama contra peón cuando el rey está cerca

Figura:Posición incial dama contra peón

Dama contra peón, rey está cerca

Se sabe que un peón alfil en séptima entabla pero esto ocurre en el caso de que el rey blanco está lejos y el recurso del ahogado le impide acercarse. Sin embargo, cuando el rey se halla razonablemente cerca, la situación es de mucho peligro y los chances de victoria aumentan considerablemente. El diagrama que se muestra en la izquierda es un ejemplo muy significativo. Las negras tienen un buen peón alfil en séptima y el rey blanco bloquea los jaques frontales de su dama. Aun así, la cercanía del rey al peón enemigo hace posible un mate temático. Este es un ejemplo crucial, ocurre con mucha frecuencia.

Ver secuencia en visor PGN

Final de dama contra peón torre en séptima fila

Figura:Posición dama contra peón-torre en séptima

Final de dama contra peón torre en séptima

Otra situación de tablas ocurre en presencia de un peón torre, tanto el a como el h, el ahogado es el tema salvador en esta posición.

1.Db5+ Rc2

2.Da4+ Rb2

3.Db4+ Rc2

4.Da3 Rb1

5.Db3+ Ra1

Ver en PGN...

Final de dama contra peón alfil en séptima fila

Figura:Posición dama contra peón-alfil en séptima

Final de dama contra peón alfil en séptima

No siempre la dama detiene a un peón enemigo en séptima apoyado por su rey como en el artículo dama contra peón en séptima. Hay dos excepciones, la primera de ellas con un peón alfil, tanto el c como el f, en cualquier caso resulta imposible ganar.

1.Db5+ Ra2

2.Da4+ Rb2

3.Db4+ Ra2

4.Dc3 Rb1

5.Db3+

Ver en PGN...

Final de dama contra peón en séptima fila

Figura:Final dama contra peón en séptima

Final de dama contra peón en séptima

Se sabe que la dama sola no puede dar mate y necesita de la ayuda de su rey. En la posición del diagrama de la izquierda, el peón negro está a punto de coronar, por lo cual las blancas necesitan dos cosas para ganar:

1. Impedir la coronación del peón.

2. Acercar el rey al peón enemigo.

El procedimiento hacia la victoria consiste en obligar al rey negro a ocupar la casilla de coronación del peón, momento en que cesa el peligro y se aprovecha para acercar el rey una casilla.

1.Dd7+

Ver secuencia de jugadas en visor PGN

Final de peones Stoltz - Nimzowitsch

Stoltz - Nimzowitsch Berlín, 1928

Finales de ajedrez Stoltz - Nimzowitsch

Juegan Negras

En el diagrama de la izquierda, el bando negro parece que tiene problemas a causa de los dos peones pasados y ligados del blanco. Sin embargo,  Nimzowitsch,  portador de las piezas negras, encuentra una elegante manera de ganar la partida.

Ver jugadas en visor PGN

Análisis de Tarrasch final dos peones contra alfil y caballo

Análisis del genial Dr. Siegbert Tarrasch Corresponde a una partida entre dos jugadores desconocidos para la mayoría de los aficionados, el Sr. Keltz (Chr.) y el Dr. Epstein, pero debemos inferir que por tratarse de una partida que tuvo lugar dentro del entonces prestigioso Torneo de Nüremberg celebrado en el año 1890, no debió de tratarse de dos jugadores inexpertos.
La posición a la que arribaron es la que se muestra a continuación, correspondiendo jugar al negro: Kelz - Epshtein  0-1.

Aparentemente, y conforme al relato del propio Tarrasch, el Dr. Epstein estaba dispuesto a aceptar tablas cuando aquél, nuestro relator, demostró que las negras podían ganar. No nos queda claro cómo fue factible la intervención de un tercero en una partida viva y, de ser así, imaginamos el disgusto del Sr. Ketz, pero lo cierto es que se trata de una ingeniosa maniobra de las negras para obtener la victoria cuando todo parece encaminado a un empate. Analicemos, por un momento, la posición, siendo el turno de las negras. La única aspiración de las blancas puede ser una propuesta de tablas, porque si bien cuenta con dos peones y la esperanza de su coronación, es claro que las dos piezas del negro se lo impedirán, aún a expensas de sus sacrificios. Visto desde la óptica del negro, si fuese posible capturar los dos peones conservando ambas piezas, entonces podrán dar mate al rey blanco, trabajosamente, es cierto, pero será cuestión de aplicar la técnica que nos enseñara el gran maestro cubano José Raúl Capablanca. Sin embargo, el amenazante peón torre dama de las blancas que pretende hacerse camino hasta la casilla a8 y, como emergiendo de una crisálida, convertirse en dama, sólo puede ser detenido sacrificando el alfil. Entonces, ?cómo pudo el Dr. Siegbert Tarrasch, imaginar una victoria para las negras a partir de esta posición? !Por cierto de una manera muy ingeniosa!

Kelz – Epshtein Nurnberg 1890