Miniaturas

Miniaturas de Ajedrez

Las partidas cortas ejercen una gran fascinación sobre la mayoría de los ajedrecistas por una multitud de motivos. A todos les gustan los ataques repentinos y las combinaciones imprevistas. No se presenta la técnica posicional, casi siempre desprovista de creatividad, ni los finales largos, a veces tediosos. También existen motivos psicológicos. Representa un pequeño consuelo ver cómo hasta los grandes jugadores pierden como niños; Además nuestra flojera natural: una miniatura puede admirarse fácilmente sin tablero.

Figura: Krejzick - Reti Praga,  1922

Miniaturas de ajedrez de Reti

La rápida decisión se debe a un error grave o una serie de pequeñas faltas. Cuando uno de los jugadores es muy débil y realiza movidas absurdas, las combinaciones pierden todo valor. Pero en muchos casos, el vencedor refuta con brillantez jugadas reconocidas por la teoría. Un experto se equivoca a menudo por exceso de optimismo y ambición, no por falta de conocimientos o capacidad. Al comprender su error, puede resultar tarde para remediarlo, pero ofrece una tenaz resistencia. Así nacen partidas muy atractivas.

Veamos la secuencia de jugadas en el siguiente visor de partidas PGN.