Aprender a jugar ajedrez

Aprender a jugar Ajedrez

La combinación en el ajedrez

Combinación en el ajedrez

<br />
La combinación en el ajedrez

¿Qué es una combinación?

Una combinación es una maniobra táctica que por lo general se inicia con un sacrificio, al que siguen una serie de jugadas donde, aprovechando los efectos del sacrificio, se van forzando las respuestas del adversario hasta lograr determinada ventaja que se había fijado como objetivo. El diagrama de la izquierda proporciona el ejemplo de una combinación muy sencilla.

Torre contra dos peones

Les toca jugar a las  negras: ¿Ganan, pierden o hacen tablas? Razona tu respuesta.

Las negras juegan

Final de una partida de ajedrez

Las partidas de ajedrez, si no se produce el mate en una fase tem­prana o intermedia del juego, suelen evolucionar, mediante cambios sucesivos de piezas, hacia situaciones en que va que­dando cada vez menos material, con lo que la lucha se acerca ine­vitablemente a su conclusión.

Se llega así a una fase del juego llamada el final, y de forma ge­neralizada se denominan finales todas aquellas posiciones carac­terizadas por el escaso número de piezas que quedan en el tablero.

Estudiamos ahora los finales básicos por dos razones:

  1. Su conocimiento es impres­cindible para comprender las restantes fases del juego y lle­var a buen término la partida.
  2. La mejor manera de conocer las propiedades de cada pieza es observar su actuación en un tablero casi despejado.

Anotación de las jugadas en el Ajedrez

Para poder reproducir una partida que se ha jugado, durante ella se tienen que ir apuntando las jugadas de las blancas y de las negras. De esta forma toda la partida quedará escrita y podrá verse de nuevo siempre que se quiera, incluso años después.

Sistemas de notación principales

El primero es universal, pues está reconocido en todos los países, y es obligatorio en las competiciones internacionales, mientras que el descriptivo se ha utilizado mucho hasta hace pocos años, sobre todo en España y en los países de habla inglesa. Es conveniente que todo ajedrecista conozca los dos sistemas y maneje ambos con soltura, aunque le recomendamos que para anotar sus partidas elija el algebraico.

Tablas en el Ajedrez

No siempre la partida termina en mate, es decir, con la victoria de uno de los jugadores. A veces ninguno de los dos tiene posibilidad de ganar, y se produce entonces el empate, que en ajedrez recibe el nombre de tablas.

Imposibilidad material de dar mate

Una partida será tablas si sobre el tablero de ajedrez no queda, por parte de ninguno de los dos bandos, material suficiente para dar mate. El caso extremo es el de rey contra rey.
No siempre la partida termina en mate, es decir, con la victoria de uno de los jugadores. A veces ninguno de los dos tiene posibilidad de ganar, y se produce entonces el empate, que en ajedrez recibe el nombre de tablas.

Imposibilidad material de dar mate

Una partida será tablas si sobre el tablero de ajedrez no queda, por parte de ninguno de los dos bandos, material suficiente para dar mate. El caso extremo es el de rey contra rey. Cuando los dos reyes se han quedado solos por haber desaparecido todas las demás piezas, ninguno de los dos puede dar mate al otro, y se produce el empate.

Otras formas de producirse las tablas

Aparte de la imposibilidad de dar mate por no disponer ningún jugador de material suficiente para ello, existen otros caminos por los cuales una partida puede llegar al resultado de tablas, según fija el Reglamento internacional del ajedrez. Estos caminos son:

  1. Ahogo.
  2. Mutuo acuerdo entre los jugadores.
  3. Repetición de posiciones.
  4. Regla de las cincuenta jugadas.

Tablas por ahogo

La situación de ahogo se produce cuando uno de los jugadores, correspondiéndole jugar, y sin estar en jaque, no puede efectuar ningún movimiento legal. Esto sucede cuando el jugador en cuestión, además de tener el rey ahogado, no dispone de movimientos de piezas o peones, por no tener tales piezas o encontrarse éstas bloqueadas.

Tablas por ahogo

Diagrama A

suponiendo que toca jugar a las negras, representa una posición de ahogo. En el diagrama B, sin embargo, aun teniendo el rey ahogado, la situación de las negras no es de ahogo, puesto que pueden mover su peón.

Tabla por ahogo

Diagrama B

la situación de las negras no es de ahogo, puesto que pueden mover su peón.

Mutuo acuerdo

Puede suceder que en el transcurso de la partida los dos jugadores reconozcan que existe un equilibrio de fuerzas muy difícil de alterar, y acuerden el empate. Esta es otra manera de producirse las tablas.

Repetición de posiciones

Si una misma posición se produce por tercera vez sobre el tablero, correspondiéndole mover al mismo jugador, este jugador puede, si lo desea, reclamar tablas. Así lo establece el Reglamento de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE). Una posición se considera la misma si piezas del mismo género y color ocupan las mismas casillas. A esto se llaman también tablas fotográficas, pues es como si en el tablero apareciese tres veces la fotografía de una misma posición.

Regla de las cincuenta jugadas

Una partida es tablas si el jugador que tiene el turno de juego demuestra que se han producido cincuenta jugadas de una y otra parte sin que haya tenido lugar ninguna captura de pieza o movimiento de peón.

Diferencia entre mate y rey ahogado

A veces el jugador recién iniciado, con poca práctica del juego, suele confundir estas dos situaciones. La diferencia entre ellas es tan simple como importante es el saberlas discernir. En la situación de mate, el rey está en jaque y no tiene forma de eludirlo. Esto es, no puede moverse a otra casilla, pero tampoco puede permanecer en la que ocupa: el rey está perdido (diagrama 33).

Diferencia entre mate y rey ahogado

Mate en el Ajedrez

El mate, llamado también jaque­mate, es un jaque del cual el rey no puede evadirse por ninguno de los medios. Como vimos en el tema jaque, los medios de que dispone el rey para eludir el jaque son:

  1. Desplazamiento del rey a una casilla que no dominen las piezas enemigas.
  2. Captura de la pieza que da jaque,
  3. Interposición de una pieza propia entre el rey y la pieza agresora.

Cuando ninguna de las tres cosas es posible, el rey se encuentra en jaque-mate. Si un jugador da mate al rey contrario, con ello gana la partida.

El mate en el ajedrez
Los diagramas 32 y 33 muestran dos ejemplos de mate. El lector comprobará que el rey negro no puede eludir, de ninguna manera, la amenaza de ser capturado a la jugada siguiente.

La partida y su fin el mate

La partida

En los temas precedentes hemos explicado las características del tablero y de las piezas, así como las normas que rigen el movimiento de éstas. Con tales conocimientos ya estamos casi en condiciones de jugar nuestra primera partida de ajedrez. En la partida, las blancas hacen el primer movimiento y después el turno de jugar se va alternando entre ambos contrincantes, de manera que cada uno, cuando le corresponde, debe hacer una sola jugada conforme a las reglas que se han dado para el movimiento de las distintas piezas. Luego será el turno del otro jugador, y así sucesivamente. Ahora bien, ¿cuándo termina la partida y qué finalidad se pretende al mover las piezas? La respuesta es el mate. La partida termina cuando uno de los dos jugadores da mate a su adversario, y lo que se intenta a lo largo del juego es atacar al bando contrario para dar mate a su rey, o bien defender al nuestro propio si el oponente amenaza darle mate con sus piezas.

Condiciones para que pueda realizarse el enroque

Para que el enroque pueda realizarse es necesario que se cumplan ciertas condiciones:

  1. El rey no debe haberse movido en jugadas anteriores, ni tampoco la torre que se haya elegido para enrocar.
  2. El rey no debe estar en jaque.
  3. El camino debe estar despejado, tanto de piezas propias como de contrarias. Si una pieza, del bando que sea, se halla en una casilla intermedia entre el rey y la torre, el enroque no es posible. Nótese que, en virtud de esta regla, no se puede capturar al enrocarse.
  4. Al enrocarse, el rey no puede pasar por una casilla dominada por piezas adversarias (Diagrama: Condiciones para el enroque).
Condiciones para el enroque en el ajedrez

Diagrama: Condiciones para el enroque

El enroque no es posible, pues el rey tendría que pasar por la casilla que marca la flecha, dominada por el alfil negro.

Vea también lo siguiente: